La pandemia (COVID) no conoce fronteras. De allí, que en Colombia también se esté luchando con un número cada vez mayor de infectados. En la región del Chocó, donde opera CASA HOGAR, hasta el momento (11 de abril de 2020) sólo se ha documentado un caso positivo. Sin embargo, esto no significa nada alentador, dado que las pruebas deben llegar primero a Quibdó, la capital del Chocó a través de carreteras inadecuadas y desde allí ser enviadas en avión a Bogotá. Así pues, uno de los problemas, es que no están las condiciones adecuadas para transportar las muestras y los vuelos regulares están actualmente cancelados.  Por tal motivo, no es claro cómo se incluirán los resultados de las pruebas del COVID 19 de Istmina y las zonas más remotas del Chocó en las cifras oficiales del país.

Por otra parte, la atención medica actual en Istmina es rudimentaria y un brote del virus COVID 19 tendría consecuencias fatales, no solo para el municipio de Istmina, con sus 20.000 habitantes, sino también para los aproximadamente 130.000 habitantes de las comunidades vecinas, ubicadas a lo largo de los ríos San Juan y Baudó. Asimismo, el hospital de Istmina no sólo carece de material de protección, instalaciones de pruebas e instalaciones de aislamiento, sino también de camas de cuidados intensivos. De allí, que el personal médico de Istmina sea consciente de los límites de su capacidad médica, sabiendo que en el momento no tendrían ninguna oportunidad para vencer el COVID 19.

Por ello, CASA HOGAR, mantiene un dialogo con los actores locales de Istmina – conformado bajo la dirección del obispo Mario de Jesús perteneciente a la diócesis de Istmina-Tadó, quién con la ayuda del Dr. Laureano Quintero, experto médico en situaciones de desastre y director médico del Hospital Universitario del Valle en Cali, donde Theodor Rüber lo conoció personalmente como estudiante – están trabajando para dar a la población de Istmina y sus alrededores una oportunidad contra el COVID-19. Esto implica, por una parte, la adquisición del material médico de necesidad urgente y, por otra parte, el apoyo personal y la capacitación del personal médico local. Esto se efectuara tanto de manera presencial como virtual,  por parte  de un equipo que volará de Cali a Istmina y los acompañará y apoyará in situ, como por medio del acompañamiento virtual por parte de un equipo de expertos médicos estacionados en Cali. De esta manera, no sólo se proporcionará apoyo material, sino también cooperación en términos de contenido – ¡una manera de asegurar un efecto a largo plazo incluso ante esta aguda situación de emergencia!

 

Detalles – también sobre el nombre UBUNTU – en la página sobre las medidas de alivio contra COVID-19 de CASA HOGAR.

Información sobre COVID en Colombia
Información sobre COVID en el Chocó