Monseñor Mario de Jesús – ese es el nombre del nuevo obispo de la diócesis de Istmina-Tadó. Asumió el cargo en marzo de 2018. A más tardar desde nuestra visita a Istmina en verano y su regreso a Bonn y Colonia en otoño, ha estado comprometido con los proyectos de CASA HOGAR.

Mario de Jesús es una persona bastante callada, nadie que se empuja a sí mismo a la primera fila o fascina a la gente con discursos incendiarios. Pero es apasionante y estructurado, sabe imponerse y regula las cosas que hay que regular, y por último, pero no por ello menos importante: también puede dejar ir y delegar cuando se da cuenta de que otra persona puede resolver mejor la tarea que se le presenta. Para CASA HOGAR es un activo inestimable, y la cooperación ha sido muy positiva hasta ahora: garantías escritas sobre los derechos de uso del suelo, instalaciones institucionales, apoyo a las medidas de construcción – el progreso que hemos podido hacer con él en un tiempo relativamente corto no parece espectacular, pero es inmensamente importante y asegura nuestra cooperación para el desarrollo a largo plazo y de forma sostenible.

Con su manera clara y sin pretensiones ha podido ganarse a la gente de su diócesis y así también abre muchas puertas para CASA HOGAR. ¡Esperamos con alegría y entusiasmo nuestra futura cooperación con él y estamos muy seguros de los siguientes pasos!